Click on your flag to translate

Spanish Afrikaans Arabic Bulgarian Chinese (Simplified) Chinese (Traditional) Croatian Dutch English Filipino French Georgian German Greek Hebrew Hindi Indonesian Italian Japanese Korean Malay Maltese Polish Portuguese Romanian Russian Serbian Slovenian Swahili Thai Turkish Ukrainian Vietnamese Yiddish

CONOCER A NUESTRO ENEMIGO.

Pastor Deiby Oliva.

“Porque no tenemos lucha contra sangre ni carne, sino contra potestades espirituales que gobiernan en los aires…”

  El éxito de una batalla, depende en gran parte del conocimiento que se tenga del adversario, ya sea en el campo deportivo, científico o bélico, el apóstol Pablo nos señala en el texto que leímos en un principio que nosotros los cristianos, no tenemos una lucha contra algo terrenal, sino mas bien algo espiritual, que no se puede ver, pero si se siente su poder, pues es lo que gobierna los aires.

 A través de este estudio, analizaremos quien es nuestro enemigo, de que manera pretende atacarnos y como le podemos hacer frente.

 ¿Quienes son las potestades que gobiernan en los aires y quien es su jefe?

Entonces hubo una guerra en el cielo: Miguel y sus angeles luchaban contra el dragón.  Luchaban el dragón y sus ángeles, pero no prevalecieron ni se halló ya lugar para ellos en el cielo.  Y fue lanzado fuera el dragón, la serpiente antigua que se llama Diablo y Satanás, el cual engaña al mundo entero.  Fue arrojado a la tierra sus angeles fueron arrojados con él.  Apocalipsis 12:7-9.

Este es quien gobierna los aires y la tierra, la serpiente antigua llamada Diablo, es esté quien nos hace la batalla y sus angeles son sus aliados.  Satanás a través de toda la historia a buscado alejar a la humanidad de Dios, lo que él ha buscado siempre es impedir que nosotros podamos llegar a la presencia de nuestro Padre.

  ¿Cómo nos quiere alejar de Dios?

La serpiente era más astuta que todos los animales del campo que Jehová Dios había hecho, y dijo a la mujer: ¿Con que Dios os ha dicho: “No comáis de ningún árbol del huerto”?...ver.4 entonces la serpiente dijo a la mujer: No moriréis.  Pero Dios sabe que el día  que comáis de él serán abiertos vuestros ojos y seréis como Dios, conocedores del bien y del mal. Génesis 3:1-5.

 

Al leer este texto, podemos darnos cuenta de cómo Satanás nos quiere engañar.

Primero: Nos hace dudar de la palabra de Dios (leer vers. 1)

Segundo: Nos engaña diciendo mentiras con verdades (leer ver.4, 5)

 

Podemos ver el mismo accionar de Satanás, frente a Jesús después de que fue bautizado, leamos en Mateo 4:1 al 11.

Así como lo hizo con la primera mujer, así también lo sigue haciendo hoy en día, sigue tratando de hacernos dudar de la palabra de Dios, como lo es hacernos dudar de la vida eterna, de la existencia de Jesús, etc.  Ejemplo  ¿Así que el sábado es el día de reposo?

También a través de supuestas investigaciones científicas que mezclando verdades históricas con ciencia ficción, tratan de confundirnos y hacernos caer en la incertidumbre (ejemplo: código da vencí.)

Respondiendo Satanás a Jehová, dijo: ¿Acaso teme Job a Dios de balde?...ver.12 Dijo Jehová a Satanás: todo lo que tiene está en tu mano; solamente no pongas tu mano sobre él.  Y salio Satanás de delante la presencia de Jehová. Job 1:9-12.

Al leer el relato de Job, vemos a un hombre consagrado a Dios, tanto así que Dios se sentía muy feliz con su siervo Job.  Satanás tratando de romper esta relación tan hermosa, le propone a Dios quitarle a Job todo lo que poseía a lo que Dios accede, mostrando su confianza en la fidelidad de Job, más adelante en el capitulo 2 podemos leer como Satanás ahora a través de la enfermedad busca alejar a Job de Dios.

Lo que podemos extraer de la historia de Job, son dos cosas.

Satanás buscando alejar a Job de Dios, le quito todo lo que poseía e incluso su familia.

Lo que nos enseña que Satanás muchas veces nos oprime en nuestros hogares  a través de problemas económicos  o situaciones similares.  En segundo lugar podemos aprender que en ocasiones sufrimos enfermedades a través de las cuales nuestra fé es puesta a prueba por el adversario.

 NO QUIERE QUE HAGAMOS LA VOLUNTAD DE DIOS.

“Desde entonces comenzó Jesús a declarar a sus discípulos que le era necesario ir a Jerusalén y padecer mucho a manos de los ancianos, de los principales sacerdotes y de los escribas, y ser muerto, y resucitar al tercer día.  Entonces Pedro, tomándolo aparte, comenzó a reconvenirlo diciendo: Señor, ten compasión de ti mismo.  ¡En ninguna manera esto te acontezca!”       

                                                                                                    Mateo 16:21,23.

Cuando Jesús, comenzó a contarles a sus discípulos lo que debía pasar para que se cumpliese la voluntad de Dios, el enemigo sabiendo que el resultado de todo eso era la salvación para la humanidad, trato en forma inmediata de impedirlo a través de Pedro, uno de los apóstoles más cercanos a el Maestro.

Así como Satanás  quiso impedir que Jesús cumpliera la voluntad de Dios,  también quiere impedir que nosotros hagamos la voluntad de nuestro Padre Celestial y en ocasiones puede usar a personas muy cercanas a nosotros, es por esto que debemos tener muy claro que es lo que Dios quiere de nosotros y tener la fortaleza para hacerlo.

¿Cuándo le damos lugar?

Cuando desobedecemos a Dios.

“El os dio vida a vosotros , cuando estabais muertos en vuestros delitos y pecados , en los cuales anduvisteis en otro siguiendo la corriente  de este mundo, conforme al príncipe de la  potestad del aire, el espíritu que ahora opera en los hijos de desobediencia…                                              Efesios 2:1, 2,3.

  El apóstol Pablo señala claramente quien es el que esta detrás de la desobediencia en el mundo, el “príncipe de los aires”.  Satanás es el que nos lleva a ir en pos de los deseos de la carne y desobedecer a Dios.

Cuando practicamos el pecado.

El que practica pecado es del diablo…”

                                                                                                             1 Juan 3:8.

  Cada vez que decidimos (por opción personal y conocimiento) hacer algo en contra de los principios divinos, vale decir, cada vez que pecamos, le estamos dando lugar a Satanás, para que haga reinado en nuestras vidas.

  Veamos algunos ejemplos que por sus malas intenciones fueron tomados por el Diablo.

Génesis 3:6,7.  La envidia de Caín.

Lucas 22:1 al 6 La avaricia de Judas.

Hechos 5:3       La mentira de Ananás y Safira.

¿Cómo enfrentarle para no ser derrotados?

 La palabra de Dios, nos da las luces necesarias para saber como poder enfrentarle, sigamos sus consejos para de esa manera ser vencedores en esta guerra espiritual.

Someterse a la voluntad de Dios.

  “Someteos a Dios y resistid al Diablo y huirá de vosotros”.     Santiago 4:7.

  Al someternos a la voluntad de Dios, iremos sin duda alguna por el camino de verdad y justicia, Jesús estará en nuestras vidas, su luz nos guiara en el camino, para no tropezar pues donde esta Él no hay tinieblas   y las puertas de nuestro corazón estarán cerradas para Satanás. (Leer 1 Juan 1:5 al 7.)                        

Controlar nuestros sentimientos.

“Al que vosotros perdonáis, yo también, porque también yo, lo que he perdonado, por vosotros lo he hecho en presencia de Cristo, para que Satanás no saque ventaje alguna sobre nosotros, pues no ignoramos sus maquinaciones”.                                                                  2 Corintios 2:10,11.

“Airaos pero no pequéis, no se ponga el sol sobre vuestro enojo, ni deis lugar al Diablo”.

Efesios 4:26,27.

  No podemos permitir que ningún mal sentimiento se aloje en nuestros corazones, pues de estas cosas se aprovecha Satanás para instalar su reinado de oscuridad y tinieblas.

Conclusión.

Ahora que tenemos más conocimiento acerca de las artimañas de Satanás, podremos estar mejor preparados para enfrentarles, debemos tener muy claro que nuestra batalla es  sin cuartel y que nuestro enemigo y sus aliados andan “como león rugiente buscando a quien devorar”.